Los distintos tipos de inversores

Los distintos tipos de inversores

La finalidad del presente artículo radica en recoger las consideraciones más relevantes respecto de los típicos perfiles de inversores.

Para poder comprender la clasificación de los distintos perfiles, es necesario analizar lo que se entiende por el riesgo. El riesgo es la posibilidad de que la inversión que realiza una persona no produzca los resultados esperados, llegando incluso a perder total o parcialmente el capital invertido.

De la anterior explicación podemos definir el concepto “perfil de un inversor”. Este concepto se mide en función de los riesgos que un inversor está dispuesto a asumir y los rendimientos que espera obtener, abriéndose entonces un abanico de perfiles, de entre los cuales, los más conocidos en el sector son: (i) perfil conservador; (ii) perfil moderado; y (iii) perfil agresivo.

Un inversor conservador es más reacio a asumir riesgos, su motivación no es obtener grandes rendimientos, sino obtener pequeños rendimientos de una forma más segura. A diferencia de éste, el inversor agresivo, en aras de buscar el máximo rendimiento posible, asume un importante riesgo. Y el inversor medio, como su propio nombre indica, es el punto de equilibrio entre un perfil conservador y uno agresivo. Como se puede deducir, la rentabilidad y el riesgo son conceptos que van entrelazados: cuanto mayor sea la rentabilidad esperada de una inversión, mayor será el riesgo asumido.

No obstante lo anterior, el riesgo y la rentabilidad no son las únicas variables que determinan el perfil de un inversor; la cantidad de capital invertido, el objetivo de la inversión, la persona que invierte, la forma de operar y otros múltiples factores influyen en la clasificación.

Otros perfiles de inversores

Por ello, nos podemos encontrar también con: (i) la figura del inversor estratégico, el cual pretende añadir un valor agregado a su inversión; (ii) el inversor financiero, cuya intención es generar un alto crecimiento en la inversión con la finalidad de desinvertir en el medio plazo para obtener rendimientos; (iii) inversores instituciones, formados por grupos de compañías que tienen a su disposición un amplio capital y su objetivo es diversificar la cartera de inversiones con riesgos moderados; e (iv) inversores particulares, los cuales conforman su propia cartera invirtiendo paulatinamente con la finalidad de ahorrar.

Por otro lado, en cuanto a la forma de invertir, alejándonos de lo que conocemos como inversiones bursátiles, nos encontramos con unas figuras que han ido evolucionando con el paso de los años, adquiriendo un gran valor en el mundo de las start-up y de las PYMES. Estos son:

  • Family & Friends: las start-up solicitan financiación a estos inversores debido a que no ostentan garantía suficiente para acudir a entidades bancarias. Normalmente, estos inversores suelen tener una relación sanguínea o de amistad con los fundadores de la mercantil.
  • Business Angels: son inversores totalmente ajenos a los fundadores de la mercantil que focalizan su inversión en compañías que han desarrollado cierta trayectoria. Su propósito es encontrar una compañía en la fase inicial de crecimiento.
  • Capital Riesgo: estos inversores identifican compañías con un perfil alto de crecimiento y desarrollo, pretendiendo introducirse en el accionariado de la compañía mediante una elevada aportación dineraria y, posteriormente, en el medio plazo desinvertir para obtener grandes rendimientos.

Como hemos visto, de forma paulatina y, en consonancia con la evolución del mercado, se han ido creando nuevos tipos de inversores con la finalidad de proporcionar diferentes métodos de financiación.

Felipe Villar
Argali, abogados